• El Oido

    ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE OIR?:

    Oír nos hace más capaces y enriquece nuestras vidas. Oír nos permite tener una vida social, trabajar, interactuar, comunicarnos e incluso relajarnos. Además, oír correctamente también nos ayuda a estar a salvo, ya que nos advierte de peligros potenciales y nos alerta de las situaciones adversas en que se encuentran los demás.

    Oír nos resulta esencial para poder vivir y compartir la vida de manera más plena. Los problemas de audición nos pueden llevar a tener sentimientos de soledad e incluso a la depresión. Nuestra capacidad de oír nos proporciona una enorme fuente de información. Alguna de esta información es obvia y otra apenas la percibimos pero, combinada, es el puente entre el mundo y el modo en que interactuamos con él. Oír nos ayuda a llevar nuestra vida cotidiana sin limitaciones. 

    Ejemplos de situaciones de la vida diaria que pueden verse afectadas por una pérdida auditiva.

    En el trabajo:

    • Participar en las reuniones de grupo.
    • Hablar por teléfono.
    • Seguir una conversación en una oficina con mucha actividad.

    En la vida social:en la vida social:

    • Hablar con los amigos.
    • Participar en las conversaciones durante la cena en un restaurante.
    • Relacionarse con los nietos.
    • Hablar por teléfono.
    • Ver la televisión con otros.


    Oír también es necesario por nuestra propia seguridad:

    • Al andar cerca de carreteras con tráfico.
    • Para ser capaz de oír los sonidos que nos alertan sobre peligros, como las sirenas u otras señales de tráfico.
    • Para poder estar alerta ante una posible llamada de socorro.

    Y es importante cuando aprendemos:

    • Para mantener un alto grado de concentración con un esfuerzo mínimo.
    • Para poder comunicarnos con nuestros profesores.
    • Para poder registrar la información con precisión.

    ¿CÓMO FUNCIONA EL OÍDO?

    El oído, a pesar de su pequeño tamaño, es un órgano muy complejo. Actuando a modo de filtro, el oído transforma todos los sonidos que podemos oír en información precisa a la que nuestro cerebro puede dar prioridad.
    Cada oído está formado por unos mecanismos delicados y muy complejos. En el oído interno, una red de pequeñas células sensoriales y fibras nerviosas recogen las vibraciones del sonido y las transforman en impulsos eléctricos que nuestro cerebro puede procesar.
    Si el oído se expone a fuertes vibraciones de forma reiterada a lo largo del tiempo, las células sensoriales y las fibras nerviosas pueden resultar dañadas, y, si no se pueden curar o reemplazar, esto llevará a una pérdida auditiva permanente.
    como funciona el oído

    SEGUIR LA CONVERSACIÓN:

    Mucha gente sabe que puede ser todo un reto seguir una conversación en ciertos lugares, por ejemplo, en un restaurante ruidoso. Esto se debe a que el habla está compuesto por un gran número de sonidos diferentes, combinados en un flujo muy rápido. Algunas letras se oyen mejor que otras. Por ejemplo, las consonantes de tono alto como "f", "s" y "t" pueden ser fácilmente anuladas por vocales de tono alto a mayor volumen como "a", "o" y "u".La razón del cansancio mental

    PROTEJA SU OÍDO

    Puede resultar sorprendente saber que, durante el proceso de audición, el cerebro trabaja más que el oído y esta es la razón por la cual en ambientes ruidosos, como en un restaurante con mucha gente, puede ser muy frustrante seguir una conversación. Incluso la gente que no sufre de pérdida auditiva puede encontrarlo muy difícil.

    En situaciones con mucho ruido, nuestro sistema cognitivo tiene que realizar un enorme esfuerzo para descifrar y separar los sonidos. Incluso alguien que simplemente tenga una ligera pérdida auditiva puede sentirse con frecuencia exhausto después de asistir a un evento con mucha gente.

    Normalmente, su cerebro es capaz de manejar toda la información a la que usted dirige su atención a través de un proceso cognitivo: el cerebro simplemente organiza, selecciona y sigue.

    1. Organizar

    Un buen mapa mental del entorno sonoro actual.

    2. Seleccionar

    …permite al oyente elegir la fuente deseada.

    3. Seguir

    …y aumenta la capacidad de seguir a la fuente seleccionada a lo largo del tiempo conforme el conocimiento sobre esta fuente se va acumulando.

    EL OÍDO ES UN ÓRGANO MUY IMPORTANTE

    No es ninguna sorpresa descubrir que a lo largo de nuestra vida estamos expuestos a una gran cantidad de sonidos a todos los niveles posibles. Los sonidos que sobrepasan el nivel de presión acústica de 85 dB suelen considerarse perjudiciales.

    Lo que es posible que no sepa es que el sonido del tráfico denso puede tener un nivel de presión acústica de 85 dB o que la música a gran volumen, como en las discotecas o en los conciertos de rock, puede llegar a un nivel de presión acústica de unos 100 dB.

    La exposición regular a sonidos por encima de los 85 dB genera un daño irreversible, aunque lo bueno de esto es saber que podemos proteger nuestros oídos y adoptar unas medidas sencillas para prevenir posibles daños o mayores daños.

    Consejos sobre cómo proteger el oído:

    • Cuando sea posible, baje el volumen de los aparatos eléctricos.
    • En casa, baje el volumen de la televisión, la radio, el equipo de sonido y el reproductor MP3.
    • Reduzca el número de aparatos ruidosos que funcionan al mismo tiempo.
    • Compre productos más silenciosos (compare la potencia acústica: cuanto menor sea mejor).
    • Aléjese de la fuente sonora.
    • Manténgase lo más lejos posible de fuente sonora.
    • Váyase cuando el sonido sea muy alto.
    • Lleve protección auditiva cuando trabaje con equipos ruidosos, como cortadoras de césped o sopladores para el jardín.
    • Utilice protección auditiva siempre que le sea posible.
    • Cuando se vea expuesto a ruidos repentinos a gran volumen (por ejemplo, un martillo perforador), tápese las orejas con las manos o introduzca la punta de un dedo en cada uno de los conductos auditivos,

    Oír también es necesario por nuestra propia seguridad:

    • Al andar cerca de carreteras con tráfico.
    • Para ser capaz de oír los sonidos que nos alertan sobre peligros, como las sirenas u otras señales de tráfico.
    • Para poder estar alerta ante una posible llamada de socorro.

    Y es importante cuando aprendemos:

    • Para mantener un alto grado de concentración con un esfuerzo mínimo.
    • Para poder comunicarnos con nuestros profesores.
    • Para poder registrar la información con precisión.